Blog

Qué pasó el dos de Mayo

Qué pasó el dos de Mayo

El 2 de mayo es la Fiesta de la Comunidad de Madrid, pero… ¿sabemos por qué?

¿QUÉ PASÓ EL DOS DE MAYO? 

Algo nos suena de un cuadro de Goya que, por cierto, se llama “El 3 de mayo de 1808 en Madrid: los fusilamientos de patriotas madrileños” y se conoce popularmente como “Los fusilamientos del 3 de mayo” (no del 2, como muchos piensan). Esos desdichados fueron fusilados al amanecer en represalia por su levantamiento contra la ocupación francesa, alzamiento que supuso el inicio de la Guerra de la Independencia. Corría el año 1808. ¿Quieres saber más?

LOS FRANCESES TOMAN POSICIONES 

En aquel año Napoleón, favorecido por Godoy (el valido de nuestro rey Carlos IV) y so pretexto de ocupar conjuntamente y repartirse Portugal entre Francia y España, tenía derecho de paso por nuestro país e iba dejando paulatinamente tropas en diversas ciudades españolas. Al abdicar el monarca en su hijo Fernando VII, Napoleón interviene para convencerle de que devuelva la corona a su padre, a quien dominaba como un títere a través de Godoy, y zanja el asunto nombrando rey a su propio hermano José Bonaparte, conocido como “Pepe Botella”.

Madrid queda en manos de Joaquín Murat, cuñado de Napoleón y los madrileños se echan a la calle. Con armas improvisadas -navajas, piedras y cuchillos- se enfrentan a las tropas que encuentran a su paso. Mientras, los soldados españoles permanecen acuartelados a excepción de los del Parque de Monteleón, liderados por los capitanes Luis Daoíz y Pedro Velarde.

 

LOS CUADROS DE GOYA, TESTIMONIOS DE LO OCURRIDO 

Murat sofoca la rebelión y manda fusilar o, para ser más exactos, arcabucear a los insurrectos, aunque el episodio sirvió para que todo Madrid se alzase contra el invasor y terminase por expulsar a los franceses en 1814. El cuadro de Goya que refleja aquel sangriento amanecer puede contemplarse en el Museo del Prado junto con el de “La Carga de los Mamelucos”, testimonio del ensañamiento de las tropas contra el pueblo de Madrid.

 

¿QUÉ QUEDA DE AQUELLO EN NUESTRA CIUDAD?

Numerosas localizaciones nos recuerdan aquel suceso. Por ejemplo, la Estación de Príncipe Pío se levanta en el lugar donde se produjeron los fusilamientos: la Montaña del Príncipe Pío, anteriormente conocida como Dehesa de la Florida. A mediados del siglo XIX se erigió allí la Estación del Norte (hoy del Príncipe Pío) y, en lo alto de la colina, el Cuartel de la Montaña, demolido en la segunda mitad del siglo XX y sustituido en 1972 por el Templo de Debod.

En el barrio de Malasaña, antes llamado de Las Maravillas, una calle nos recuerda a Manuela Malasaña, una costurera de 17 años que según unas versiones murió mientras ayudaba a su padre a defender las puertas del parque de Artillería de Monteleón y, según otras, mató con sus tijeras de coser a dos soldados franceses que intentaban violarla. En cualquier caso, fue fusilada en mitad de la calle. Otra heroína en este episodio histórico fue Clara del Rey, que murió por impacto de metralla en la cabeza cuando luchaba con su marido y sus hijos contra los franceses  también en el Parque de Monteleón. Desde 2002, una placa en el número 61 de la calle que lleva su nombre le rinde homenaje.

Por su parte, los valientes Daoíz y Velarde están inmortalizados en un grupo escultórico en el centro de la plaza del Dos de Mayo, dedicada al día del levantamiento y construida en el solar que ocuparon las ruinas del cuartel de artillería de Monteleón. El arco que cobija a las esculturas es el que daba acceso al cuartel.

En esta plaza desembocan las dos calles que ambos capitanes tienen a su nombre y también la del teniente Jacinto Ruiz, otro de los héroes del levantamiento quien, además, tiene una estatua en la plaza del Rey, obra de Mariano Benlliure.

Y, en la plaza de la Lealtad, el Obelisco del Dos de Mayo (renombrado en 1985 como Monumento a los caídos por España) alberga un sarcófago con las cenizas de algunos de los madrileños fusilados y un medallón con las efigies de Daoíz y Velarde.

 

LOS DATOS MÁS CURIOSOS

1.- Murat mandó fusilar a 44 hombres, casi al azar, de entre los sublevados el dos de mayo. Sólo uno se salvó, cayendo de rodillas, deshaciéndose de sus ataduras y rodando hasta un talud cercano. Probablemente fue este hombre, Juan Suárez, el que contó a Goya los hechos que plasmó en sus lienzos.

2.- Los cadáveres permanecieron 9 días insepultos como escarnio. Después fueron enterrados en el Cementerio de la Florida (calle Francisco Alcántara, 2, en el Parque del Oeste), donde todavía hoy los restos reposan en dos cajones metálicos y en cuya entrada hay una reproducción en azulejos del cuadro de Goya. Sólo se puede visitar los sábados de mayo y junio de 10 a 13h, pero los días 2 y 3 de mayo está abierto todo el día.

3.- Los franceses arrasaron con casi todos los árboles de El Retiro excepto con un gigantesco ahuehuete que les sirvió de soporte para un cañón y que es hoy el árbol más longevo de Madrid.

4.- Los presos de la Cárcel Real, al conocer la situación en la que se encontraba Madrid, solicitaron salir a luchar unas horas contra los franceses. De los 96 que lo solicitaron salieron 56, de los cuales murieron tres, otro fue herido y sólo uno aprovechó la situación para fugarse.

5.- Ya en plena Guerra de la Independencia, el  3 de diciembre de 1808, los franceses atacaron Madrid y sus cañonazos aún son visibles en la Puerta de Alcalá.

6.- Los leones de la puerta del Congreso de los Diputados se conocen popularmente como Daoíz y Velarde.

BENEFITS FROM BOOKING DIRECT

  • Free portable WIFI to take around Madrid
  • 30% discount on our breakfast buffet
  • Early check-in or late check-out free of charge until 14:00 (subject to availability)
  • Rooms with views only available on this website
  • Exclusive deals on Facebook and Twitter
  • Best rate available guaranteed**If you find a lower price on another website for the same date and conditions, we will match the offer.